martes, 27 de enero de 2009

Las naves que la ausencia nombra

Poema del libro homónimo de Luis Manuel Pérez Boitel, poeta cubano más que interesante.

LAS NAVES QUE LA AUSENCIA NOMBRA I

hijo, hay un milenario bosque de cedro
frente a mí, y sólo una ladera
que me impulsa por estas colinas. tú que eres
el primogénito, al que quise llamar Esteban,
tal vez ahora reconozcas el sonido del sándalo,
el reino de Armida, la vorágine de los días que suceden
a la deriva (sin saber yo el defiitivo refugio?). debes
estar listo ante el dramático discurso de la muerte,
estoy algo cansado frente al olivo y no hay otro mundo
cercano, en el convivio de estas tierras,
en el relente. ten fe por el árbol de los danzarines, y ya
no hables más de eternidad.

2 comentarios:

Nuria dijo...

Miguel qué tal fue la presetnación en el CAM?? tenía pensado ir pero se me complicó el trabajo y salí más tarde de lo habitual
Besos y besos

Miguel Angel Gara dijo...

Muy bien Nuria. Por cierto te digo lo mismo, siento no haber ido a la tuya. ¿qué tal te fue? En fin, seguro que algún día coincidimos por fin.
Un beso