sábado, 25 de octubre de 2008

Poema Wallace Stevens

Aquí va un inquietante y acaso procedente poema del maestro Wallace Stevens, ahora que el otoño campa a sus anchas y algunas torres caen y la gente mira al cielo a lo largo y ancho de la ciudad.
Libro "La roca", Ed. Lumen. Traducción de Daniel Aguirre


LEBENSWEISHEITSPIELEREI

Más y más débil la luz del sol cae
por la tarde. Los orgullosos y fuertes
han partido.

Estos que quedan son los malogrados
son los por fin humanos,
oriundos de una esfera reducida.

Es su indigencia una indigencia
que es indigencia de la luz,
palidez estelar que cuelga de los hilos.

Poco a poco, la pobreza
del espacio otoñal se vuelve
mirada, unas palabras pronunciadas.

Cada persona nos toca completamente
con lo que es y como es,
en la rancia grandeza de la aniquilación.


3 comentarios:

Nuria dijo...

Hola Miguel, me emociona ese título. Me lo acaban de recomendar y me haré con él, lo prometo.

Miguel Angel Gara dijo...

Sí la verdad es que el libro me está gustando mucho Nuria, como casi todo de Wallace Stevens por otra parte.
Besos

samsa777 dijo...

Qué poema tan extraordinario.

Me encanta haber dado con tu blog (gracias a Marta) y haberte visto hoy por Alcalá.

Me quedé con ganas de darte un ejemplar del poemario. Si me das una dirección, te lo envío. Mi correo es samsa777@hotmail.com

Un fuerte abrazo,

Francisco